CÓMO PRACTICAR EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL EN EL TRABAJO

16 | 11 | 2020
CÓMO PRACTICAR EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL EN EL TRABAJO

A medida que las restricciones de bloqueo de COVID-19 se alivian y la sociedad vuelve a algo que se acerca a una sensación de normalidad, los empleados de todo el mundo tienen que adaptarse a una forma de trabajo completamente nueva.

Si bien algunas personas continuarán trabajando desde casa al menos parte del tiempo, muchos empleados están ansiosos por regresar a la oficina. Los beneficios del trabajo remoto son numerosos y variados, pero existen limitaciones. La colaboración, la cultura, la innovación pueden prosperar cuando los equipos comparten el mismo espacio de trabajo físico.

¿Repensando tu espacio de trabajo?

Entonces, ¿cómo pueden las empresas asegurarse de que están haciendo todo lo posible para proteger la salud y la seguridad de sus equipos cuando estén listos para regresar a la oficina? Cada oficina es diferente, pero hay adaptaciones que la mayoría de los lugares de trabajo han implementado, que incluyen:

Regímenes de limpieza más intensivos y frecuentes

Proporcionar equipo de desinfección, como dispensadores de jabón y toallitas.

Obligar a usar correctamente el tapaboca

Sobre todo, un conjunto de pautas de distanciamiento social claramente comunicadas y fáciles de seguir formarán la columna vertebral del lugar de trabajo reconfigurado. Pero antes de que echemos un vistazo a algunas de las formas en que puede comenzar a practicar el distanciamiento social en el trabajo, hablemos sobre lo que significa el distanciamiento social.

¿Qué es el distanciamiento social?

El distanciamiento social es un conjunto de medidas diseñadas para ayudar a prevenir la propagación de COVID-19 al limitar el contacto físico entre personas. Esto se logra principalmente evitando espacios llenos de gente, manteniendo una distancia de al menos dos metros entre las personas y evitando interacciones sociales como abrazos y apretones de manos.

Para potenciar su eficacia en la desaceleración de la transmisión de enfermedades, se practica el distanciamiento social junto con otras acciones preventivas, como evitar tocarse los ojos y la boca, usar tapaboca correctamente en público y lavarse las manos regularmente con agua y jabón durante 20 segundos o más.

¿Por qué es importante el distanciamiento social?

Según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), el distanciamiento social es una de las medidas más efectivas disponibles que ayuda a reducir la transmisión de COVID-19 a medida que la sociedad continúa reabriéndose de manera segura. Los científicos todavía están aprendiendo sobre cómo funciona el coronavirus, pero la investigación de organizaciones de salud global sugiere que la rápida velocidad a la que se propaga el COVID-19 se debe en parte al comportamiento de las personas que muestran síntomas leves de la enfermedad o ningún síntoma en absoluto.

Estos portadores asintomáticos transmiten el virus en las superficies que tocan y a través de gotitas microscópicas exhaladas en el aire. Debido a que se sienten físicamente saludables, es más probable que participen en sus actividades sociales habituales, como visitar a sus amigos en casa.

El distanciamiento social es importante no solo porque reduce el riesgo personal de contraer el virus, sino también porque reduce en gran medida la oportunidad de que quienes ya están infectados transmita el COVID-19 a otra persona sin saberlo a través de la proximidad física. El distanciamiento social es especialmente importante para la minoría de personas que corren un mayor riesgo de enfermarse gravemente después de contraer el virus, como las personas mayores o aquellas con afecciones médicas subyacentes, según los CDC.

Todo el tiempo se descubre nueva información sobre COVID-19, pero una cosa en la que los expertos coinciden es en que el distanciamiento social funciona. La práctica del distanciamiento social ha sido una herramienta muy eficaz para frenar la propagación de la enfermedad.

Consejos para distanciarse en el trabajo

1. Mantente a dos metros de sus compañeros de trabajo

Esta es la regla de oro del distanciamiento social. Mantenga una distancia de dos metros de sus compañeros de trabajo siempre que pueda. Algunas otras acciones que puede tomar para mantener esta regla:

Rompe el hábito de presentarte con un apretón de manos o un abrazo.

Reorganizar los escritorios para priorizar el espacio personal; Organizar los asientos para que no haya dos personas frente a frente mientras trabajan.

Se alienta a los miembros de oficinas privadas a adaptar su espacio de trabajo para cumplir con las pautas de distanciamiento social mediante la introducción de características físicas como particiones transparentes, así como cambios organizativos, como modelos de personal rotativo.

2. Evita las áreas concurridas

Identifique los lugares del edificio donde la gente tiende a reunirse, como cafeterías, cocinas, vestíbulos y cafeterías y evítelos por completo. Considere comer en su escritorio en lugar de en un comedor común.

3. Organizar reuniones al aire libre

Trata de reducir la frecuencia de las reuniones en persona tanto como sea razonablemente posible. Si no puedes evitar reunir al equipo en un solo lugar, considera organizarlo en algún lugar al aire libre o en una sala de reuniones que se haya adaptado adecuadamente para permitir el distanciamiento social.

4. Utilizar herramientas de videoconferencia

Estos últimos meses han visto un aumento meteórico en el uso de software de videoconferencia. A medida que más y más personas regresan a la oficina, herramientas como Zoom, Google Hangouts Meet y Skype seguirán desempeñando un papel importante en la forma en que los equipos se comunican y colaboran, no solo internamente sino también con clientes y clientes con los que se habrían reunido anteriormente cara a cara.

Si puedes, usa la videoconferencia como una alternativa a las reuniones en persona con los clientes, para conectarse con colegas que continúan trabajando de forma remota o incluso para hablar con colegas que trabajan en el mismo edificio.

5. Evitar compartir elementos como bolígrafos y documentos impresos

Siempre ha sido una buena práctica evitar imprimir cualquier cosa que no sea necesario, pero ahora es el momento de evitar compartir elementos físicos como material de oficina y documentos impresos con el equipo. El COVID-19 no solo puede permanecer en superficies duras durante horas o incluso días, sino que, a menos que esté doblando sus impresiones en aviones de papel, estará rompiendo las reglas de distanciamiento social cuando las entregue.

Esto podría significar reestructurar el flujo de trabajo habitual de su equipo para eliminar la necesidad de pasar documentos impresos.

6. Utilizar las escaleras mejor

Reserva los ascensores para quienes más los necesiten y familiarízate con la guía actualizada de tu edificio sobre su uso. En la mayoría de los casos, la capacidad de los ascensores se habrá reducido al menos en un 50 por ciento, así que observa el distanciamiento social mientras esperas en el vestíbulo manteniendo una distancia de al menos 2 metros entre usted y tus compañeros de viaje.

Considera adquirir el hábito de usar las escaleras.

7. Estar atento a la nueva señalización

Al igual que encontrarás en las grandes tiendas y en los espacios públicos interiores, las oficinas estarán decoradas con varios carteles para ayudar a guiar a las personas por el edificio mediante un sistema unidireccional. Esto podría significar que se te puede pedir que tomes otra ruta para evitar pasar a otros trabajadores en un pasillo, o que tu escalera habitual ha sido designada para uso hacia arriba o hacia abajo únicamente. La cooperación es realmente importante aquí. Cuantas más personas sigan las señales, más eficaz será el sistema.

8. Habla si algo no está bien

Muchas de las medidas diseñadas para promover el distanciamiento social en el espacio de trabajo se habrán diseñado antes de que alguien regrese a la oficina, por lo que puede haber algunas cosas inesperadas que solo se hacen evidentes cuando las personas comienzan a usar el espacio nuevamente.

Si encuentras áreas en la oficina donde siente que no puede distanciarse socialmente de manera segura, anótela y discute el problema con tu equipo y el gerente de la oficina. Los nuevos diseños de oficinas deben ser adaptables y tan flexibles como dicten las necesidades, de modo que cualquier cuello de botella y señalización poco clara se pueda remediar fácilmente.

9. Usar siempre el tapaboca de manera adecuada

Es necesario usar siempre el tapaboca, y de manera adecuada, cubriendo boca y nariz.

Alterna la asistencia agrupando a los empleados

Evita una oficina llena dividiendo a tu equipo en uno o más grupos y escalonando su asistencia. Por ejemplo, la mitad del equipo podría trabajar desde la oficina una semana y luego cambiar con la otra mitad para trabajar desde casa la siguiente. Esto reduce a la mitad la ocupación en la oficina en cualquier momento lo que permite a los empleados distanciarse socialmente con mayor facilidad.

Ayuda a los empleados a evitar el transporte público

Tu estrategia de distanciamiento social se extiende más allá de las puertas de la oficina. Brinda a tu equipo la flexibilidad de llegar y salir más temprano o más tarde en el día para evitar las horas pico de viaje. Presta atención a cualquier advertencia emitida por la autoridad de transporte local de tu ciudad e incorpora su guía en sus políticas.

Independientemente de cómo decidas dar forma a la estrategia de distanciamiento social de tu equipo, asegúrate de que el plan se comunique claramente y antes de que alguien regrese a la oficina. La pandemia de coronavirus ha transformado la oficina de una manera que nadie podría haber predicho, y la salud y seguridad de todos en el lugar de trabajo es una prioridad ahora más que nunca.